1600_1200_20091116101707341022

Los looks, los colores, las texturas y los infaltables. La clave: prendas súper combinables y la mixtura de estilos, los vestidos de verano (vestidos largos, vestidos cortos). Te adelantamos todo lo que se viene para la próxima temporada.


El estilo personal es lo que se impone para el próximo verano 2010/2011. Si bien hay líneas predominantes, lo más importante es que cada una encuentre lo que mejor le sienta. 

El estilo étnico es una de las tendencias que pisa más fuerte para la próxima temporada. Con mezclas de estampas tribales, esta fusión del Medio Oriente asiático con la imagen de Aladino, estampas, ornamentos africanos y motivos tribales propone una paleta multicolor donde predominan los tierras con bronces oros y naranjados. El detalle: un toque hippie las en prendas: babuchas , túnicas , estampas batick que se combinan con detalles y ornamentos étnicos.

 

El siempre vigente estilo cowboy y el Pocahontas también se fusionan formando parte de este look o mezclándose con toques sweet.

 

Las románticas, las que aman los cuentos de hadas, de parabienes. El blanco es fundamental este verano pero la paleta suma pasteles en rosas celestes, nudes, lilas, amarillos pasteles, detalles artesanales, crochet, telas con caida, plisados, encajes y lazos, frunces, volados  y toques de romanticismo campestre. La imagen de la lolita sixty también hace su aporte en esta tendencia.

 

Lencería a la vista y más

 

Si bien quiere imponerse desde hace varias temporadas, en esta lo logra. El look “lencero”, donde la ropa interior se mezcla con piezas urbanas, se deja ver con formatos de corpiños en tazas de prendas o en transparencias, refresca la vuelta al body y al bustier. Gasas, tules,  encajes, satenes en prendas fluidas, vestidos con apariencia baby-doll y camisones de vestir serán el must.

 

El look militar -con predominio absoluto de la chaqueta inspirada en trajes de posguerra de los años ´40- es una prenda importante de temporada. Este estilo se suaviza mezclándose con sedas, gasas y brocatos de verano llegando a una imagen  militar lady-chic. Otra opción es armar un outfit netamente urbano mezclándolo con camuflados, detalles neón o  pautas de indumentaria deportiva, como salidas de un campamento de ciudad.

 

Y por último, el look extravagante noche con vestidos en versión mini, diseños con detalles de bijoux que, sin llegar a ser barrocos, adoptan un estilo delicado,  muy fino y chic. Predominan los pailettes para bordados y los cristales.

 

El Denim toma protaginismo para crear variantes de diseño en las prendas y mostrarse como un jean couture. Los estampados se relacionan con la naturaleza, el mar y lo tropical.

 

En accesorios, la tendencia también se presenta en los accesorios de materiales naturales como la rafia y la madera: estarán presentes en collares, tacos de zapatos y las plataformas, que siguen en súper auge.

 

Hay una revisión de muchos conceptos de principios de los ´90, los ‘60, los´40 y del art decó de principios de los ´20 . Un aire retro vintage con piezas totalmente combinables entre sí que buscan lograr el mejor estilo de cada mujer.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *