El lugar donde se efectúa la 59° Reunión Anual del BID en Mendoza era ayer -en su primera jornada- un auténtico “hormiguero” de gente. Un permanente ir y venir en torno a la enorme carpa (que tiene 3 salas) instaladas en el estacionamiento al lado del hotel Intercontinental en Guaymallén.

No todo era la formalidad del encuentro sino abundaban los conjuntos de personas charlando de forma entretenida en varios sitios pensados justamente para el encuentro.

En el exterior de la carpa se habían armado pequeños livings con mesas y mesas altas y bajas con sombrillas donde los participantes podían comer y tomar cómodamente. También se había instalado una carpa abierta con una barra de tragos.

El tiempo era de auténtico encuentro: viejos conocidos que volvían a verse, presentaciones que tenían visión de futuro, equipos de trabajo que asisten juntos y generalmente apertura cara la interacción dominaban el escenario.

Allí se desarrolló ayer por la mañana Idear Soluciones, un acontecimiento que aborda la innovación en diferentes disciplinas. Este espacio propicia compartir experiencias y soluciones creativas para los retos del desarrollo en América Latina y el Caribe. Aun exactamente los mismos conductores, al anunciar un break – o breve descanso- invitaban a compartir tarjetas.

Uno de los organizadores del catering explicó que al ingresar los participantes recibían tickets para acceder a una empanada, un menú a elección y un postre al tiempo que las bebidas eran libres en la barra. Almorzaron el día de ayer allá mil personas.

En el exterior había múltiples stands y food trucks donde se podía elegir entre comida vegetariana, diferentes géneros de sánguches, comida y cerveza irlandesa.

Con la pretensión de reforzar la perspectiva ecológica se entregaba un vaso de plástico duro de color para toda la jornada de forma tal de eludir lo descartable.

Convocatoria

La carpa donde se realizaron las veintiseis comunicaciones de la propuesta de ayer lucía atestada, tanto que las sillas fueron insuficientes y mucha gente quedó parada.

Se trata de la primera vez que se hace una asamblea del BID en una de las provincias argentinas mientras que la última vez que se efectuó en el país fue en mil novecientos noventa y seis en la ciudad de Buenos Aires.

Para tener una noción del interés que ha generado el evento, hay que decir que hasta había alumnos de la escuela Tomás Edison. Eran de 2° y 4° año y fueron llevados a participar en tanto que trabajan el tema de la “economía naranja” y allá había mucho por aprender, contó la directora del secundario, Beatriz Aguado. Explicó que uno de los grandes retos es conseguir financiamiento para actividades asociadas a la inventiva.

En el gran espacio central se ubicaron stands pertinentes a cada una de las provincias que fomentaban atractivos turísticos y actividades económicas señaladas o con innovación. En el caso de Mendoza se presentaron productos con valor agregado a partir de recursos locales como dulces, conservas y vinos.

Jujuy quiso destacarse por la generación de energía renovable ya que allá, en Caucharí, se construye el parque de energía solar más grande del país.

Tierra del Fuego destacó los avances en el empleo de tecnología en actividades vinculadas a la pesca, en particular en conservación.

Uno de los aspectos que se tuvo en cuenta en este evento es la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad social con lo que los servicios quedaron a cargo de liberados del penal, víctimas de violencia sexista, entre otros.

Además de esto los productos utilizados para la elaboración de los comestibles procedían de pequeños productores de la economía social. Justamente para ponerlos en valor, en la parte externa había un enorme puesto de venta con productos de la provincia como dulces, aceites, vinos y otros.

Entre ellos se hallaban las exquisiteces que realiza Fernanda Piffaretti, quien en su emprendimiento “Dulce flor” realiza mermeladas con flores.

“Mermelada de frutilla con pétalos de rosas” rezaba uno de los carteles y tentaba paladares. Contó que singularmente los extranjeros se acercaban a husmear atraídos por las propuestas. “Los maridajes diferentes los sorprenden”, aseguró y añadió que aun gente de la provincia no la conocía pese a trabajar en Godoy Cruz.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *