Toldos de la Cruz es una empresa familiar que se dedica “a la reforma pequeña de particulares y a la decoración de estores”, explica Rubén Darío de la Cruz, gerente del negocio. Un negocio que ya dirige la segunda generación y que empezó como autónomo.

Originalmente Toldos de la Cruz se funda en 1968 por el padre de Rubén, pero en 1994 adoptará la forma social propia de una Sociedad Limitada. “Mi padre trabajó durante años en este sector, y por propia experiencia decidió crear su propio negocio”, cuenta De la Cruz.
Con un capital inicial de unos dos millones de las antiguas pesetas arranca un negocio que hasta 2009 registraría un crecimiento de un 10% anual, y desde entonces hasta la actualidad “se ha ido manteniendo”, asegura Rubén.
Los servicios que ofrecen son “la fabricación de ventanas, puertas, cerramientos, toldos persianas, mamparas de baño, mallorquinas, decoración de estores, reparación de todo lo anterior, etc.”, describe el empresario. Todos ello se realizan en la zona de la Comunidad Valenciana y en algunos puntos de Cuenca.
Para diferenciarse de la competencia alude al trato personalizado, la seriedad y al buen precio y describe las claves del éxito de su negocio en tres palabras “bueno, bonito y barato”.

¿Vas a celebrar un almuerzo en la terraza de tu casa? Dale personalidad con unos toldos y cerramientos hechos con cosas que tengas en casa.

Es delicioso disfrutar de un almuerzo o cena al aire libre. Anímate a darle un toque de espontaneidad y aire festivo a la terraza o patio de tu casa, creando toldos en cordoba con elementos diferentes y coloridos.También se encargan de la decoración de estores

Una idea para crear una suerte de techo en tu terraza, es atar varios hilos de nailon de pared a pared y colocar entre ellos paraguas abiertos de distintos colores y diseños. Estos parecerán suspendidos en el aire y protegerá a tus invitados del sol.

Decora la terraza de tu casa con telas ligeras para que no resten luminosidad.(Foto: Ikea)

Otra alternativa es comprar telas amarrarlas de un extremo a otro imitando un toldo. Si buscas algo sobrio, usa un solo tono de tela. Pero si vas al encuentro de la diversión, anímate a intercalar textiles de colores.

Si ya cuentas con un techo en la terraza o jardín de tu casa. Atrévete a darle un toque de vida con banderines de colores, lámparas de papel o tiras de luces coloridas.