posicionamiento

El sueño digital de cualquier empresa o empresario es aparecer en el primer puesto de un buscador, como Google, Yahoo o Bing. Existen dos formas de aparecer en estos primeros puestos y nivel de marketing digital. Una es como anuncio (SEM), de la que hablaremos otro día, y otra es por los resultados orgánicos posicionamiento seo. Es decir, por ser el que mejor o más se aproxima a contestar la pregunta que ha realizado un usuario. SEO no son solo unas cuantas claves que si las llevamos a cabo triunfamos sí o sí, sino algo más complejo y laborioso. Pero, conocer unas técnicas nos ayudará a subir posiciones en el ranking de los buscadores.

Los buscadores utilizan algoritmos para catalogar el posicionamiento, formados por cientos de criterios y factores, para categorizar el orden de aparición que cada página web va a tener cuando realizamos una búsqueda. La función de estos algoritmos es la de posicionar los contenidos de calidad y de descartar o dejar en los últimos puestos los de baja calidad o el spam.

La gran mayoría de usuarios cuando realizan una búsqueda en Internet consultan únicamente solo la primera hoja del buscador, y muchos de ellos se quedan solo en los tres primeros resultados. Así, aparecer en el “podio” de la lista hace que nuestra web tenga muchas más visitas que las que aparecen en puestos posteriores y, por lo tanto, es una ventaja competitiva impresionante.

Una empresa cuenta con diferentes herramientas para posicionarse gracias al SEO en los buscadores. Si las utilizamos todas tendremos más probabilidad de ocupar los primeros puestos que si lo hacemos solo con una parte de ellas. La primera sería la web de la empresa, en donde los usuarios tienen que encontrar la radiografía de nuestro negocio -quiénes somos, a qué nos dedicamos, qué bien o servicio tenemos que les puede interesar, cómo pueden ponerse en contacto, etc.-. Después nos encontraríamos con el blog, que también puede llegar a posicionarse por sí mismo y finalmente con las Redes Sociales, que en este caso complementa y refuerza a la web y al blog.

Tener una buena presencia digital lleva tiempo y esfuerzo, pero la recompensa puede ser extraordinaria, no solo en cuanto a captación de clientes, que lógicamente es lo que quiere cualquier empresa, sino también al alcance que nos proporcionan las nuevas tecnologías, ya que nos permite, por ejemplo, mejorar nuestra reputación, fidelizar a los usuarios…

Como he dicho al principio, saber de SEO no puede resumirse en un artículo, pero voy a darte las cuatro claves principales para que consigas que tu empresa o tu blog aparezca lo más arriba posible.
Contenido

Un contenido único, original, de valor y actualizado hará subir la web como la espuma, entre otras cosas porque los lectores lo enlazarán de forma natural. Pero el contenido tiene que ir de la mano de una serie de palabras clave (Keywords), que son las que los usuarios van a buscar. Es decir, aquellas palabras que más se buscan sobre una determinada cuestión. También nos conviene conocer los sinónimos porque en más casos de los que podamos imaginar, y aunque el número de usuarios que los empleen para buscar lo mismo sea mucho más reducido, nuestra competencia no los habrá tenido en cuenta y el que nosotros sí que lo hagamos nos va a permitir subir varios peldaños de ésta gran escalera.

Otra forma de construir enlaces naturales es enviando buenos artículos a otros sitios webs que traten de la misma temática. Cada artículo deberá contener uno o más links directos que conduzcan a nuestro sitio de negocios y, por supuesto, algunas de las palabras clave que utilizamos en la propia web.

Desde que las búsquedas se pueden realizar también por voz el abanico de palabras clave se ha visto ampliado, porque no es lo mismo buscar “mago a domicilio” que “busco un mago a domicilio para celebrar un cumpleaños en Madrid” o “necesito un mago para niños que sea divertido en la provincia de Madrid”. Para conocer las palabras clave de nuestro sector y saber cuáles elegir nos podemos apoyar en la herramienta gratuita Keyword Planner.
Experiencia de usuario

Otra cualidad que debe que tener una web para ser bien posicionada es la de la usabilidad. Una buena experiencia de usuario hace que sumemos puntos en los buscadores. De nada sirve que consigamos aparecer en los primeros puestos si los usuarios abandonan nuestra página rápidamente, ya sea porque el contenido no es tan valioso como nosotros creíamos o, aunque lo sea, porque nuestra web tarde mucho en cargarse o porque sea un caos navegar por ella. Al abandono del usuario Google lo calificará como rebote.busqueda-seo.jpg

Existen diferentes técnicas para optimizar las webs y conseguir que carguen más rápido, como por ejemplo utilizar el formato correcto para cada imagen. Así, para imágenes con gradientes y muchas mezclas de color se debe de utilizar el JPEG, mientras que para aquellas que contienen texto y formas de alto contraste es preferible los PNG o GIF. La buena noticia es que la gran mayoría de software de edición de imágenes soporta conversiones de varios formatos. Mientras que otro error que debemos evitar para que la carga no sea muy lenta es la de usar excesivamente aplicaciones de Flash o Java Applet.
Web responsive

Fundamental es también que la web sea responsive. Es decir, que esté adaptada para verla a través de los diferentes dispositivos. Hoy en día ya se ven menos pero no hace tanto ver una página en un teléfono móvil parecía más una tortura que un “salir de dudas”. Una web optimizada para móvil (Mobile Friendly) tiene los textos legibles sin que haya que utilizar el zoom o tener que desplazar la pantalla para poder verlos al completo. Además, los enlaces guardan la suficiente distancia como para que pinchemos en el que queremos.
Importancia de las URL

Mi última recomendación para que mejores la posición de tu web por SEO es la de que prestes mucha atención a las URL. Las URL son las que les permiten a los navegadores encontrar un sitio o una dirección en Internet. Cuanto más clara sea la dirección, menos costará localizarla. Las palabras escogidas deben de estar pensadas para que solo con leer la URL ya se sepa de qué va la temática del sitio. Para ello hay que volver a las palabras clave. Cada dirección debe incluir al menos una Keyword.

Si ponemos como ejemplo a Google, nos encontramos con que no le gusta los contenidos duplicados. Por eso sus algoritmos penalizan aquellos sitios que tengamos con contenido muy similar. La propia compañía nos recomienda que para que nuestro contenido parecido no sea penalizado hay que crearse una URL canónica. Es decir, la URL que les indique a los robots indexadores que esa dirección es nuestra preferida, y, por lo tanto, la que queremos que tengan en cuenta, dentro del conjunto de todas las direcciones que tenemos con contenidos muy similares, para que sea la que posicione más arriba.

El SEO permite que un pequeño negocio gestionado desde casa juegue con las mismas reglas y posibilidades que la mayor de las multinacionales para aparecer en los primeros puestos. Si vas a intentarlo, no te olvides de que los algoritmos cambian y/o se actualizan con cierta frecuencia, así que puede que lo que era válido hace un tiempo para posicionarse en los primeros puestos, ahora puede no serlo.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *