Son la guinda del pastel, la sal (y el azúcar) de nuestras fiestas. Sin ellos, y no hablamos de consumismo compulsivo, nos faltaría algo. Demuestran cariño, muestran agradecimiento, hablan de recompensas, de buenas notas… Las estadísticas apuntan a que cada español se gasta una media de 250 € en regalos. ¿Derroche o gesto de amor?

Pasos previos: guía del comprador navideño

Primero e importantísimo es preferible comprar los regalos con antelación. Así, localizarás todo lo que buscas (incluso esa muñeca con la que tu hija y otras miles de niñas sueñan por la noche) y encontrarás menos gente en las tiendas y centros comerciales. Además, aunque te confundas, no pasa nada, ya que muchas tiendas amplían sus plazos de devolución o cambio en estas fechas. Y no lo olvides: apúntate al tique regalo, por si acaso no triunfas a la primera…

El envoltorio importa

Sin duda. ¿Has visto la cara que ponen los niños mientras ‘arrancan’ el papel que envuelve su regalo? Hay pocos cosas que reflejen tanta emoción, ansiedad y felicidad que enfrentarse a un presente bien envuelto. Por eso, en estas fechas, saca a relucir tu lado más infantil y empaqueta, embolsa y envuelve tus regalos para navidad como se merecen. Hay papeles para todos los gustos, lazos de colores, pegatinas, cintas… Las más detallistas, además, pueden jugar con las telas y el estilo del ambiente y lograr que se conviertan, además, en parte de la decoración del espacio. Ármate de paciencia, porque si tienes muchos regalos que envolver puede llegar a ser una tarea ardua, aunque piensa en el resultado final. ¡Verás cómo merece la pena!

La original es el mejor valor añadido

Todo está permitido. Lo original y diferente suele ser sinónimo de éxito. No tengas miedo y atrévete con una propuesta más ‘loca’ y divertida, donde se mezclen colores y materiales; otra más ‘eco’, con bolsas y papeles naturales envueltos con cuerda o con materiales reciclados; o una sofisticada y chic, con dorados, lentejuelas o purpurinas… Hay miles de opciones. Desde poner una deliciosa piruleta en el papel, hasta poner una foto de la persona a la que va dirigida, una bola de Navidad y, por supuesto, una tarjeta con su nombre. Si quieres triunfar, apúntate a un curso de Lettering (projectpartystudio.com) y logra una caligrafía llena de encanto y originalidad.

Encuentra el lugar ideal

Para muchos es el salón, aunque otros prefieren el dormitorio y la sensación (piensa un momento en ella) que se tiene al abrir los ojos y encontrarte con varios regalos originales para la casa a pie de la cama. Puedes colocarlos junto al árbol de Navidad, en la chimenea o incluso en el recibidor, bajo la consola. Pon los más grandes en segunda fila, recurre a cestos o cajas si hay muchos, así estarán ordenados y despejarán el suelo y no te olvides de poner el nombre de la persona afortunada: no es momento de sorpresas.

Reserva los detalles más pequeños, las chucherías para los calcetines y las zapatillas. Colgadas de la chimenea o en la ventana, harán las delicias de grandes y mayores.

Tag: regalos dia de la madre

Similar Posts