freelance vs professional writerEn el mundo de la auto-edición y de los llamados “Autores Indies”, la labor del escritor no termina cuando se acaba de escribir el libro. Ahí es cuando empieza el verdadero trabajo si quieres obtener algún resultado que se traduzca en ventas. Debes de emplear tiempo y esfuerzo para crear una carpeta en tu ordenador (computadora) con los siguientes 10 archivos:

1.- Biografía del autor. El propósito de cualquier biografía es proveer información acerca de una persona. En este caso tienes que proyectar un perfil de escritor. Los datos personales serán sólo una o dos oraciones y tendrá que limitarse solamente a la información básica. La biografía deberá ser concisa, informativa y comprensible, contener datos útiles y emplear un lenguaje que atraiga al lector, destacando los logros literarios: premios, formación, libros editados, colaboraciones…

2.- Sinopsis del libro. Muchos dicen que en una buena sinopsis está la clave del éxito de una novela. Sé breve. No desveles parte esencial de la trama. Una sinopsis debe instar al lector a leer más. Revisa la sinopsis una y otra vez. Si hay errores en ella, ¿quién va a querer leer tu libro?

3.- Portada. Debes de tener varios archivos de la portada del libro con diferente resolución y peso, pero siempre con la mejor calidad. Existen lugares donde te limitan el número de megas a subir. También sería conveniente disponer del libro en fotos 3D y desde diferentes ángulos. Recuerda que hablamos de la imagen de tu libro. Y no hablo de su diseño, que siempre debe ser realizada por un profesional. Aquí puedes leer más sobre el diseño de portadas.

4.- Primer capítulo o extracto. Si confías en tu libro debes de darle al lector un adelanto. Algo para abrir boca. Prepara un archivo con el primer capítulo en un pdf para poder bajarlo o distribuirlo. También puede valer un extracto de cualquier parte que consideres interesante.

5.- Fotografía del autor. Lo primero que tienes que plantearte es la siguiente pregunta ¿qué imagen quieres proyectar? No estaría de más acudir a un estudio y gastarte algo de dinero para que un profesional te realizara unas fotos. Creo que es una interesante inversión y que solo realizarías una vez. Internet es algo que se retroalimenta. Los periodistas, los bloogers, los medios tiran de las fotos que circulan por Internet para confeccionar nueva información y artículos. Una mala foto se puede multiplicar indefinidamente. Pero también una buena foto.

6.- Formas de contacto y redes sociales. Son muchas las formas actuales que tenemos para estar localizados: e-mail, web, Twitter, FaceBook, blog, teléfono… Es importante aglutinar aquellas que de verdad atiendes y deseches las que no frecuentas. Determina como quieres que contacten contigo para entrevistas, preguntas, felicitaciones, ofrecerte propuestas… los lectores, medios, editoriales, etc.

7.- Datos del libro. Crea una ficha de tu libro. Ten en cuenta que tu libro no es el centro del mundo. Ahí debes de incluir datos como el título, formato (papel o tipo de ebook, etc), ISBN, depósito legal, tipo de encuadernado, número de páginas, editorial… El ADN de tu obra.

8.- Puntos de ventas. Facilitar de forma clara al lector como puede conseguir tu libro. Si lo tienes distribuido en librerías puntuales haz una lista con sus direcciones o enlaces, plataformas de descargas o diferentes portales… Así como su forma de pago: Pay Pal, tipos de tarjetas de crédito, contra-reembolso, etc. Que comprarlo sea fácil.

9.- Dossier de opiniones, críticas, entrevistas… Vete creando un dossier con este tipo de material. Te comenté que internet es un ente que se retro-alimenta. Así le facilitarás mucho el trabajo a periodistas o medios que no tengan tiempo para preparar una entrevista o redactar un artículo, también para los vagos, que los hay. Sirve como guía y como base sobre la que trabajar. También servirá para nuestro ego.

10.- Slogan. Trabaja y trabaja y trabaja sobre un slogan para tu novela. Una frase sobre la que sostenerla. Una fase que la defina. Una frase que la venda. Pero por el “amor de Dios” huye de “El libro del año”, “No podrás dejar de leerla”, “Te enganchará”… Este tipo de frases manidas y “mentirosas” hacen que cualquier lector salga despavorido en busca de otra lectura.
Similar Posts